jueves, 10 de noviembre de 2016

Receta fit: PIZZA CON BASE DE POLLO


   Hola a todas/os !!!!

   Para mi esta ha sido la receta que más me ha sorprendido, cuando decides llevar una vida más sana y cambiar tus hábitos alimenticios piensas que vas a tener que renunciar a un montón de cosas pero no es así, ¿quien dijo que no se podía tomar pizza estando a dieta? Lo único que hay que echarle es un poquito de imaginación y podemos conseguir quitarnos el mono con recetas tan ricas como ésta.

   Claro que no es lo mismo que una pizza con su base de pan fina y crujiente, pero si pensamos en todo lo que estamos consiguiendo para nuestro beneficio compensa con creces el esfuerzo.


INGREDIENTES:

- 1 pechuga de pollo
- medio calabacín
- 1 cucharada de harina de almendra
- 3 claras
- orégano
- pimienta

MANOS A LA OBRA:

- Precalentar el horno a 180 grados.
- Triturar la pechuga, el calabacín, la harina de almendra, las claras y la pimienta hasta conseguir una pasta.
- Poner la masa sobre papel de hornear e ir extendiéndola hasta conseguir la forma de la pizza (el grosor debe ser más o menos de 1 cm.).
- Hornear unos 10 minutos y luego con mucho cuidado darle la vuelta. Yo lo que hago es que pongo otro papel de hornear encima y la volteo).
- Hornear por el otro lado unos 10 minutos.
- La sacamos del horno y le ponemos los ingredientes que nos gusten, yo suelo poner tomate triturado en la base, pechuga de pavo, cebolla, queso bajo en grasa y un huevo. Terminamos de hornear, aquí ya depende de cada horno.

                        

   Como veis es una receta muy sencilla y que nos permite un montón de variaciones, yo muchas veces aprovecho que hay restos por la nevera y los voy añadiendo a la pizza.

   Lo que también podéis hacer son 2 ó 3 pizzas más pequeñas, hornear la base y luego congelarla para que cuando a necesitéis sólo tengais que montarla y acabar de hornear.

   Espero que os haya gustado.

   Besicos !!!!
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario